La importancia del ahorro en la familia

La necesidad de una educación financiera para los jóvenes en el contexto actual
21/10/2021
El proceso de invertir el dinero
03/11/2021

En economía, cuando una empresa tiene un mayor nivel de ingresos que de gastos, al resultado de restar ambas partidas se le denomina beneficio. En las familias cuando sus rentas, ingresos, son superiores a los gastos, esa diferencia positiva se le denomina ahorro. Es evidente que cualquiera invertiría más en aquellas empresas que generan más beneficios, por tanto (de la misma forma que ocurre con las empresas) deberían volcarse en su ahorro: de esta forma aumentarán su confort y tranquilidad en la vida.

La planificación del ahorro es fundamental para conseguir los objetivos vitales deseados por cada familia y persona. El primer paso es hacer un análisis detallado de la situación patrimonial, dando posteriormente paso al análisis de las rentas y los gastos. Entrando en el tema de los ingresos, los educadores financieros certificados por la Asociación saben que la mejor forma para incrementar los ingresos, las rentas (dado que en la mayor parte de las familias, las mismas proceden de las salariales), es necesario aumentar la capacitación a través de formación adicional y continua.

Un buen ejemplo lo encontramos entre nuestros miembros y la consecución de su certificación de educador financiero. Algunos son personas que se incorporan al mercado laboral y que ven una buena oportunidad en desempeñar esta profesión, otros acceden desde puestos relacionados con el mundo de los seguros, las finanzas y otro tipo de asesoramientos como los fiscalistas. También algunos proceden de otros campos de actividad donde quieren dar un vuelco a su vida profesional o simplemente emprender nuevas vías. En todos estos temas, desde la Asociación nos preocupa que nuestros asociados estén formados con un alto grado de calidad, que constantemente estén informados y conozcan todas las novedades que van surgiendo; así mismo, les dotamos de herramientas, constantemente actualizadas, con las que facilitar su trabajo con los máximos cánones de calidad, fiabilidad y eficiencia.

El otro aspecto es el de los gastos, un tema siempre difícil de tratar. Para la Asociación es fundamental que las personas tengan y vigilen sus gastos, sabiendo en qué y cuánto gastan el dinero. Este aspecto es fundamental, las personas podemos cambiar y mejorar nuestros hábitos de consumo, y la mayor parte necesita ayuda para este ejercicio. Nuestra herramienta LifeMaps, sustentado en estadísticas de Eurostat (la agencia estadística europea), proporciona un comparativo del gasto de la familia frente a las pautas en las que se mueven, en media, las familias europeas. Esta comparativa permite ver nuestro comportamiento frente al resto de la sociedad, algo que nos permitirá modificar las pautas de comportamiento de nuestro consumo. No se puede llegar a un objetivo sin saber donde se debe ir y como mejorar. Sin la aportación de la comparativa del LifeMaps se hace muy complicado saber donde se puede mejorar.

Dentro de los gastos, una partida a la que le concedemos especial relevancia es el endeudamiento y la forma de endeudarse. En esta publicación, siempre con el objetivo de que sea práctica y utilizable, así como la formación que reciben nuestros educadores financieros de calidad, el endeudamiento tiene una atención especial. Nuestro empeño es ver los niveles de endeudamiento, cómo se ha producido y, en muchos casos, intentar corregir situaciones difíciles para las personas que acuden a nosotros. No le vamos a ofrecer préstamos, créditos u otros tipos de financiación, somos totalmente independientes y hacemos gala de ello; eso sí, podemos analizar las propuestas recibidas por las personas. En este análisis se podrán de manifiesto las diferencias y cuales aportan las mejores condiciones. Incluso podemos sugerir retrasar el endeudamiento dejando para más adelante el objeto del mismo.

Normalmente, en muchos libros y documentos, aparece que los ingresos deberían repartirse en la siguiente proporción: 50 % gastos fijos, 30 % en ocio o consumos secundarios y, el último, 20 % destinarlo al ahorro. Es una foto generalista y que puede no adaptarse a todos los perfiles que analizamos; de ahí, la importancia que nos lleva a estudiar y conocer el perfil y la situación de las personas y familias con las que tratamos. En nuestra labor nos hemos dado cuenta que, efectivamente, es idílico pero no siempre realizable. Lo importante, más allá del porcentaje, es destinar una parte de nuestros ingresos a nuestro ahorro.

Incorporar a nuestro presupuesto la partida de ahorro es la idea fundamental: en unos casos, se estará por debajo de ese 20% y en otros, se superará; sin embargo, el ahorro es una necesidad y debe por tanto incorporarse, como hemos dicho, al presupuesto familiar. No sólo incorporarlo, sino también ir revisándolo de forma periódica. El ahorro no puede ser lo que sobra a fin de mes, es lo que necesitamos para irnos dotando de un patrimonio que nos permita conseguir nuestros objetivos vitales y el poder hacer frente a situaciones inesperadas sin agobios.

Compartimos totalmente la idea de que cuanto más detallado sea nuestro presupuesto, mucho más fácil será ahorrar, ese empeño que nos parece una cuesta arriba totalmente empinada y de difícil superación. Una vez más, nunca nos cansaremos de repetirlo y animar a la gente, cuanto mejor, más detallado y revisado sea el presupuesto familiar, mucho más fácil será ahorrar. El ir consiguiendo los objetivos de ahorro, además, aumentará la seguridad y confianza en que sí que es posible ahorrar.

Como siempre os ofrecemos nuestra ayuda, consejos y análisis con herramientas fiables para este empeño. Sino te has puesto en contacto con nosotros lo mejor es que lo hagas lo antes posible, nos encontrarás en https://aepfinancieros.org/.

Comments are closed.