Los 6 Pasos de la Planificación Financiera Personal


LOS 6 PASOS DE LA PLANIFICACIÓN FINANCIERA PERSONAL

La planificación financiera te ayuda a mejorar la gestión de tus finanzas personales, desgranamos los 6 pasos que garantizan su eficacia.

Muchas personas, si no todas, desean garantizar la mejor formación para sus hijos, permitirles hacer una experiencia de estudios en el extranjero, alcanzar objetivos como tener una casa, viajar, poder llegar a fin de mes cómodamente sin preocuparse que la cuenta se quede en negativo, hacer frente a los imprevistos sin endeudarse, tener calidad de vida durante la jubilación, etc… en fin ¿a quien no les gustaría tener la situación económica bajo control y vivir tranquilamente? Alcanzar el estado financiero ideal, anticipar y programar los eventos de la vida por los cuales sí o sí tenemos que pasar se puede lograr con una sencilla clave: la planificación financiera.

La planificación financiera es un proceso de seis pasos (1) que pone foco, dirección y significado a cada una de las decisiones financieras que se tomen a lo largo de la vida. Se debe partir de un diagnóstico de la situación financiera actual, definir las necesidades económicas y los objetivos vitales que se quieren alcanzar en el corto, medio y largo plazo; para luego, determinar las prioridades y establecer una estrategia de inversión, que se debe monitorear sistemáticamente con el fin de ajustarlo dependiendo de los cambios que pueden surgir a lo largo del ciclo de vida, porque sabemos que la vida es constante cambio.

(1) Norma ISO 22.222:2005 de planificación financiera personal.

La planificación financiera empieza con la formación en educación financiera, esto permite a las personas desarrollar hábitos de ahorro adecuados y lo pueden hacer apoyándose a un profesional certificado, el educador financiero de calidad.

Este mismo profesional, el educador financiero de calidad, es el que le ayuda a realizar el plan financiero personal, a implementarlo y a hacer el seguimiento.

¿Cómo se hace la planificación financiera personal?

1. Establecer la relación profesional

Lo primero es firmar el documento de prestación de servicios. Este documento es importantísimo, porque en él se recogen las condiciones en que se va a prestar el servicio, la retribución, los plazos de entrega, las garantías para el cliente, los conflictos de interés, las competencias del profesional, es decir, podemos saber si tienes los conocimientos y habilidades para prestar el servicio con calidad, etc.

2. Recopilar información y establecer objetivos.

Información necesaria: datos personales y familiares, patrimoniales y económicos, expectativas y valores, así como los objetivos para cada área de actuación (budgeting, protección, jubilación, endeudamiento, inversión).

3. Análisis

Realizar un DAFO de la situación financiera y económica.

4. El Plan Financiero Personal

En esta fase se elaboran las estrategias que se van a llevar a cabo para optimizar los recursos identificados en el paso anterior y para alcanzar el máximo de objetivos vitales planificados.
Un documento por escrito, que servirá al usuario para que en la siguiente fase se relacione con el intermediario o intermediarios financieros.

5. Implementación del plan

En esta fase, el usuario va con su PFP a su intermediario de confianza e implementa las estrategias con los productos financieros que el intermediario le ofrezca o le aconseje, dependiendo de la tipología de servicio que el cliente elija o, por su nivel de patrimonio, pueda acceder. En banca, por ejemplo, cuando el patrimonio es superior a una cierta cantidad es atendido en banca privada, y sino en banca personal o retail.

En esta fase el usuario puede hacerse ayudar del EF para analizar o revisar las propuestas especificas de los intermediarios elegidos, sobre todo para analizar costes, compromisos y si las propuestas están alineadas con las estrategias fijadas en el plan.

En algunos casos, el EF también es intermediario, desde el punto de vista de la norma técnica no hay ningún problema, ambas actividades son complementarias, lo que si es preceptivo es que en el documento de prestación de servicios firmado en el paso 1 este recogido y se especifique claramente que se realizarán las dos actividades de forma independiente y que el usuario nunca estará obligado a comprar los productos financieros con él.

6. Seguimiento

Tal vez la fase más importante, este paso es el de la paciencia, la perseverancia y la adaptación del plan a los acontecimientos personales y del entorno.
En este paso la figura del educador financiero es clave, porque hay que continuar con la educación financiera, y hay que ir actualizando el plan de forma ordinaria, una o varias veces al año, y extraordinaria, cuando se produzca algún acontecimiento personal o del entorno que obligue a modificarlo.

Consejo final:
Ve a un educador financiero de calidad (2) si quieres mejorar la gestión de tus finanzas personales, no vayas directamente a los intermediarios, aunque se presenten como asesores, porque son asesores de productos, no son asesores de proyectos de vida, no son asesores de planes financieros personales. Que no te confundan, no es lo mismo un educador financiero que un asesor financiero, el primero asesora proyectos de vida, el segundo asesora productos financieros, los dos son necesarios, pero en fases diferentes.

(2) que pueda demostrarte que está certificado presentándote su certificación profesional y que te presente su documento de prestación de servicios que lo recoja.