La Vuelta al Cole

Kanebo, la fórmula japonesa para ahorrar
25/08/2021
Inversión en trasteros y plazas de garaje
07/09/2021

Comenzamos Septiembre apurando los últimos días de las vacaciones pero con la vista puesta ya en el inicio del curso escolar. Para los más pequeños y que van por primera vez, aparecerán las lágrimas el primer día cuando se separen de sus padres. Para los más mayores la vuelta a madrugar, clases, deberes y estudio, es decir, la normalización de su vida escolar o universitaria. Para los padres el hacer frente a los gastos que conlleva la vuelta de sus vástagos a las aulas.

Hablar genéricamente de gastos es complejo, existen muchas diferencias que hacen que no se pueda generar un mensaje único. Varios ejemplos de esa heterogeneidad los encontramos en el tipo de educación (privada, concertada o pública), en el nivel de educación (guardería, colegio, instituto, universidad o escuela de negocio) o el lugar donde se va a llevar a cabo (cerca del lugar de residencia, alejado del lugar de residencia, en una ciudad europea o en un lugar fuera de Europa).

Eso sí, existe un nexo común y no es otro que el hecho de que la educación supone afrontar un gasto para las familias, desembolso que no se paga de una vez sino a lo largo del año escolar. Además algo que pocas veces se señala es que este gasto continuará y se irá incrementando hasta que se termine el periplo formativo y comience la búsqueda de un empleo o desarrollar una iniciativa de emprendimiento.

Diferentes asociaciones de consumidores, en nuestro caso la OCU, estimaron que para el año anterior, 2020, el gasto escolar medio en España había ascendido a 1.937€ por niño, si bien esta cifra puede ascender hasta los 6.000€ en el caso de tratarse de un colegio privado. En una cifra intermedia se queda la elección de un colegio concertado, en este caso sería de media en algo más de 2.622€. La citada organización también estima el gasto por nivel de estudios, el cual varía entre los 1.837€ de media de educación infantil, 2.079€ en primaria, 1.920€ en ESO y 2.061€ en Bachillerato.

Para tener una idea del coste de la educación universitaria, la Federación de Usuarios Consumidores Independientes de la Comunidad de Madrid realizó un estudio para conocer el coste del primer curso en catorce universidades públicas y privadas de la región, tomando
como muestra las más de 600 títulos existentes. De este estudio se desprende que el coste medio de estudiar en la universidad pública el pasado año fue de 900€, un 5,8% más que el anterior año, mientras que el coste medio de una universidad privada es de 6.950€, un 4,8% menos que en 2010. Ahora bien los desembolsos a los que hacer frente varían entre un amplio abanico de precios según el tipo de universidad en Madrid, llegando a superar los 18.000€ si se opta por la opción de la universidad privada o bien, abaratar el desembolso a menos de 1.000€ si la opción elegida es un centro público.

Los gastos anteriores en formación universitaria era para los alumnos residentes en la capital de España, en el caso de que los alumnos procedan de otras autonomías españolas (un 32% del total de matriculados en las universidades madrileñas) los gastos a los que tendrán que hacer frente ascenderán aún más por el alojamiento. Entre las opciones que tienen, el 56% de los estudiantes foráneos optan por compartir casa (cuyo coste medio se sitúa en los 350-400€ mensuales), un 23% por alquilar un inmueble (por no menos de 600€) y un 21% por pagar una residencia o colegio mayor (por un montante que oscila entre 700-900€).

Así, el coste de estudiar en Madrid puede llegar a elevarse hasta los más de 18.000 euros si se opta por una universidad privada y una residencia, o costar menos de 1.000 € si estudiamos en un centro público y no necesitamos ir a vivir fuera de casa.

Ahora bien, estos gastos corresponden exclusivamente al colegio, el instituto o la universidad. Aquí están incluidos la matrícula y las mensualidades o aportaciones voluntarias por parte de los padres, sin embargo faltan los gastos asociados con la educación. A los desembolsos para los uniformes, los libros y el materia escolar, habrá que incluir aquellos para los equipos tecnológicos para las clases online y otros gastos. La suma del dinero destinada a la educación de los niños y jóvenes que se están formando, de acuerdo con la OCU, asciende a un desembolso de entre 400-500€ de media, sin incluir la posible compra de material informático donde entonces la cantidad podría ser el doble e incluso el triple.

Probablemente a estas alturas empezamos a tener consciencia del desembolso que al que hacen frente las familias en la vuelta al colegio, sin embargo, al menos para algunas familias, el presupuesto aún no se ha terminado. En algunos casos habrá que añadir los gastos de la ruta o de desplazamiento, desembolsos por el comedor, actividades extraescolares, clases de recuperación, idiomas y otras cuestiones.

Es demasiado dinero, no vale aplicar el dicho “Dios proveerá”. La educación de nuestros hijos es uno de los objetivos vitales fundamentales. Por otra parte, salvo para aquellos que sus hijos finalizan la formación, estos gastos se irán repitiendo año tras año y además se irán incrementando. Surge así la necesidad no puntual sino dinámica de ir vigilando, cuantificando y realizando provisión de fondos para afrontar con éxito la educación de los hijos este curso y los próximos.

Comments are closed.