Leopoldo Abadía: «No es verdad, las pensiones no están garantizadas»

La paga extra de pensiones de navidad se pagará con un préstamo y el fondo de reserva
27 noviembre, 2018
La mayor gestora de fondos del mundo lo tiene claro: en 2019 subirá la Bolsa
14 diciembre, 2018

Sin ser economista, y sin pretender ser un gurú, Leopoldo Abadía (Zaragoza, 1933) fue, tal vez, la persona que mejor supo explicar la crisis económica. Lo hizo en un libro, La crisis ninja, que llegó a ser superventas. Cientos de conferencias y entrevistas, y varios libros después, con 85 años, aborda ahora otro tipo de crisis: la de la jubilación y la vejez. Lo hace en otra publicación titulada De mayor quiero ser joven, que esta tarde presentó en un acto privado a clientes de Abanca en la sede de Afundación, en Vigo.

-Salir a manifestarse con 70 años para pedir pensiones dignas es ser joven, ¿no?

-Es sentirse joven y estar preocupado. Las dos cosas.

-De algo ha servido. El Gobierno va a probar por decreto la subida de las pensiones para el 2019.

-Usted me pregunta: ¿Está bien salir a la calle? Y yo digo, que sí. Y si me suben la pensión, fenomenal. Pero ¿se puede? Los presupuestos tienen un capítulo de gastos y un capítulo de ingresos. Los gastos hay que compensarlos con ingresos.

-¿Las pagaremos con más impuestos?

-El Gobierno tiene varias vías de ingresos. Puede subir impuestos, puede endeudarse más de lo que ya estamos, puede privatizar propiedades o puede retrasar pagos. Se pueden crear una tasa Google, o pagaremos las pensiones con más impuestos a los ricos -no sé si hay tantos ricos para pagar tanto impuestos-. Lo ideal es buscar fórmulas que tengan el menor impacto en las políticas sociales. Pero no da para más. Son habas contadas.

-Se está dando la situación de que muchos jubilados tienen ya una renta más alta que sus hijos.

-Le digo yo que la cosa pinta muy fea (se ríe). Me preocupan los salarios bajos, pero me preocupan más los mayores de 50 años que no consiguen un empleo para seguir cotizando.

-En un sistema de reparto como el nuestro, los jóvenes pagan la jubilación de los mayores. Con la natalidad en España en mínimos históricos, ¿quién va a pagar mi pensión?

-(Se ríe). Pues si no hay… Nadie se la va a pagar. Nace menos gente de la que muere y llegará un momento en que de un joven dependerán las pensiones de 30 viejos. Eso es insostenible. Por eso yo digo que no es verdad, las pensiones no están garantizadas. Lo que le recomiendo, y creo que es la solución, es que vaya capitalizando una parte de su sueldo.

-Un plan de pensiones, dice.

-Es lo que haría. De hecho lo hice hace muchos años, ya cuando daba clase en el IESE.

-¿Y lo de retrasar la edad de jubilación? En España todo el mundo quiere prejubilarse.

-Pues a esos les diría que hay muchas probabilidades de que se tenga que retrasar más la edad de jubilación. Si soy el Estado y no te puedo pagar te digo sigue trabajando y vuelve dentro de dos años. La solución ideal sería hacer coincidir el momento de la jubilación con el del fallecimiento, pero es más difícil (se ríe).

-Pensiones al margen. Cuál su diagnóstico de la economía española.

-Para mí la economía se rige por dos principios básicos: El primero es que de donde no hay no se puede sacar; y el segundo, es que no se puede estirar más el brazo que la manga. Si hubiéramos hecho caso al primero, tendríamos menos déficit, y si se hubiera hecho caso al segundo, habría menos deuda.

Deja un comentario